Transiberiano: Khabarovsk

Transiberiano: Khabarovsk

Khabarovsk (se pronuncia Jabárovsk) fue la segunda ciudad que visité en Rusia. Había varias razones para parar allí:

Así era la estación de tren en 1982. Cuando veas la nueva te sorprenderás.
  • La ciudad más grande en el Este ruso.
  • La particular cercanía a China (solo 29km!)
  • Arquitectura religiosa
  • Importante vida cultural (paseos, museos y festivales)

Es una de las ciudades menos mencionadas en las guías turísticas, pero también si tiene uno el tiempo de hacer más paradas para acortar los tramos vale mucho la pena.

Desde Vladivostok fueron casi 800km y los hicimos en 14 horas aprox.

Por suerte, había conseguido una anfitriona en Khabarovsk que había conocido Sudamérica y que ya había hospedado a unos conocidos un tiempo atrás. Su nombre es Katia y junto con su hermana Masha y amigos, fueron mis anfitriones durante mi estadía en Khabarovsk.

Gracias a que Katia habla muy bien el español pudo enseñarme distintas cosas de la cultura rusa y de su ciudad, como también aclararme cosas del idioma.

7 AM en Jabarovsk.

Cuando llegué a la Estación tuve que llegar a su casa y gracias a la app 2GIS me dió toda la información que necesitaba: me indico a donde caminar, qué Tranvia tomar y llegue muy bien.

Tranvia de Jabarovsk. Un cocoliche que sobrevive a la era soviética.

El paseo a las orillas del Río Amur y Ossouri es algo típico y se ve el horizonte verde que separa a Rusia de sus vecinos fronterizos. Un amigo de Katia tenía auto y nos pasó a buscar y junto con Masha, estábamos recorriendo el paseo a las orillas del Río y la plaza de Lenin.  Allí estuvimos alimentando a las palomas y sacándonos fotos muy divertidas.

Caminamos por un parque muy grande que conectaba con el Platinum Arena y en este paseo vimos muchísimas estatuas de las caricaturas más icónicas de la cultura rusa.

Mis pocos días en Jabárovsk los supe aprovechar, quizás no tanto desde el punto de vista de salir sino más desde lo aprendido sobre la cultura del país, pues el clima no fue el mejor y las veces que salí a la calle me termine empapando dadas las tormentas que eran repentinas y super fuertes. Cuando viajas de mochila, no tenés mucha ropa de recambio si sufrís de un aguacero. Estos no fueron los primeros, ni los últimos de mi viaje alrededor del mundo.

Un poco de cultura general:

Los que más recordaré son los Bremenski Musikantin (los músicos de Bremen) y gracias a Katia pude entender mucho mejor qué significó esta caricatura que marcó toda una generación.

El trabajo en equipo es la metafora de la serie animada.

Una banda formada por un burro, un perro, un gato, un gallo y un humano atraviesan algunas desventuras en las que deberán salir apelando al trabajo en equipo. Si bien los personajes tienen cualidades muy distintas demuestran lo importante que es su aporte al equipo sin importar lo diferente que sean. La caricatura es de 1969 y está basada en un libro que tuvo mucha aceptación en la generación de los niños. Esta caricatura y sus personajes están representados en muchísimas ciudades de Rusia y otros países con pasado en la URSS.

Otro que también conocí por ella fue Giena y Cheburashka, un cocodrilo y un animalejo con grandes orejas, cuyas aventuras animadas a través de marionetas surgidas en los 1970s. Cheburashka es un símbolo nacional y mascota del equipo olímpico ruso. Aparece en las estampillas postales y se conoce en toda Europa y Japón quien fue el último en comprar sus derechos en 2004.

Cocina:

Con Katia cocinamos muchas cosas, y conocí que a los panqueques se los llama “bliní” y la receta para una sopa muy rica llamada Borsch que lleva remolacha, carne, porotos negros, papa y zanahoria. Muy rica! La receta proviene originalmente de Ucrania.

Arquitectura:

Para complementar ella me dio un dato muy interesante sobre las viviendas. Ella vivía en un complejo donde todas parecen iguales desde afuera. Es un estilo de vivienda prefabricada llamado Jruchovskas, en honor al arquitecto Nikita Jruschev, quien había presentado un proyecto tras la Segunda Guerra Mundial para solucionar la crisis habitacional del momento. Generalmente tienen estos edificios 5 pisos y se encuentran en terrenos donde hay 4 edificios de numerosas viviendas que comparten parques y juegos para los niños. Este tipo de vivienda las encontré en casi toda Rusia y Kazajistán.

Estuve 3 días en Jabárovsk donde me lleve muchísimos aprendizajes que me acompañarán en el resto de mi viaje. Katia y sus amigos me acompañaron y se preocuparon que no me falte nada, hasta me prepararon una mega-vianda para llevarme en el tren y me acompañaron a la Estación de Jabárovsk. Queria ir en tram, pero ella insistió en ir en Taxi, el cual no me dejó pagar. Me dijo “No! Vos tenés que viajar mucho!!” .

Cada vez que me despedían así, sentía que la gente que me cruzaba en el camino quería que cumpla la misión que tenía por delante.

Me saque una última foto con ellas, y con el taxista, que al oír que era argentino no quiso perderse la oportunidad.

Despedida

Siempre me acordaré de Katia y su amable oferta para quedarme con ellos y conocer mejor otro rinconcito de Rusia y seguir sumando experiencias cumpliendo un sueño.

El tren partió el 6 de Septiembre a las 23.30 horas y me esperaban casi 3 días de viaje para llegar a mi próximo destino: Irkutsk donde me había propuesto conocer el lago más grande, antiguo y profundo del mundo: El Lago Baikal.

  • Visitarias Khabarovsk si tendrias el tiempo durante tu estadía en Rusia?

No te pierdas el PODCAST EL TRANSIBERIANO!

Dejá tus comentarios:

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.